Hace unas horas, comentábamos la noticia sobre el ataque que habrían sufrido algunas compañías en nuestro país, sobre todo Telefónica. Pues bien, ese ataque ransomware, se ha extendido ya a escala mundial y afecta a más de 75 países. Una cifra, que aumentará con el paso de las horas.

WannaCry, el ransomware culpable de este ataque

Este tipo de ransomware, se encarga de “secuestrar” nuestros archivos para después, pedir un pago al usuario afectado.

Este programa, aprovecha una vulnerabilidad que Microsoft avisó hace unas semanas y la cual lleva así desde el 2009. A la vez, Microsoft, lanzó un parche que debía ser instalado para poder solucionar este problema.

¿Cuáles son las versiones de Windows afectadas?

Las versiones son las siguientes:

  • Microsoft Windows Vista SP2
  • Windows Server 2008 SP2 y R2 SP1
  • Windows 7
  • Windows 8.1
  • Windows RT 8.1
  • Windows Server 2012 y R2
  • Windows 10
  • Windows Server 2016

¿Cómo nos podemos proteger para evitar infectar nuestro equipo?

Seguramente, es cuando muchas personas se preguntarán como poder evitar que sus equipos se infecten de este tipo de Malware. Gracias a los amigos de Welivesecurity, les dejamos una serie de consejos.

  • Siempre tener actualizado nuestro sistema operativo con las últimas actualizaciones de Windows instaladas.
  • No ejecutar archivos que no sean fiables como por ejemplo, correos electrónicos e incluso aunque sea de contactos conocidos. ¡Analizar los correos siempre!
  • Evitar navegar por páginas webs poco seguras, evitar descargas de este tipo de webs que a su vez pueden tener publicidad engañosa como por ejemplo cuando navegamos por alguna web de series que nos pide instalar el Adobe Flash Player, etc…
  • Navegar por webs que tengan el certificado de seguridad como en el caso de webs como la Agencia Tributaria y recalcamos, que sean webs seguras.
  • Mantener actualizadas las soluciones de seguridad para poder optimizar la detección de estas amenazas.
  • Realizar siempre copias de seguridad con nuestra información más importante y siempre tenerla almacenada en distintos dispositivos e incluso, en la nube.

Veremos como evoluciona este ataque que se inició en Telefónica y que según indican los pronósticos, seguirá expandiéndose por más países. Mientras, no queda otra que seguir los consejos que hemos comunicado y mantener la calma.

Fuente: Welivesecurity.com